sábado, 5 de julio de 2008

Persona, Educación y Valores. Crítica, Principios y Conceptos desde la Hermenéutica Analógica

Por: Jesús M. Herrera A.
1. Es un libro para la educación y los educadores.
Este texto de mi autoría[1] recién publicado, busca reivindicar el rol que a la filosofía le compete jugar en el quehacer educativo; por ello a lo largo del texto advierto que es común que la psicología y pedagogías psicologistas detentan la labor educativa cuando intervienen al margen de una antropología filosófica, i. e., que cuando las ciencias de la educación, que tanto crédito le dan a las psicologías conductistas, constructivistas y cognoscitivistas, se hacen presentes en la educación sin una idea íntegra de lo que es la persona humana y la tradición antigua, media, moderna y actual que nos la presenta, enseñándonos con diferentes matizaciones que la persona es fin en sí misma.
El ser humano como persona, es un ser en donde convergen intencionalidades abiertas a la vez que polarizadas a conocer el ser y la verdad y a amar el bien (lo bueno o los valores); son polarizaciones que trascienden estructuras cerradas, regidas por una visión filogenética que supone a la persona como algo determinado por sus estructuras mecanicistas.
Se supone, y se les dice a los profesionistas, quienes han llegado al ejercicio de la docencia pero sin ser formalmente profesores (y es cierto), que ellos, aun cuando sean expertos en su materia (damos por hecho que lo son), no por ello tienen la aptitud para dar una clase, o sea las herramientas didácticas para desarrollar “técnicamente” según los parámetros conductistas, constructivistas o cognoscitivistas, o los de La educación centrada en el que aprende (depende de cuál prefiera la institución educativa); o la hoy de moda “Educación por, o en, competencias; entre estas dos realidades (de ser experto pero no formalmente docente) están estacionándose los recursos (que sólo algunas escuelas privadas tienen) para adquirir esas “competencias”, que los hagan “competentes” para que la institución “compita” frente a las demás, mas no para ser conscientes de que la labor docente es medio inmanente para un fin trascendente: esto es algo que consiste en hacer del alumno una persona virtuosa, capaz, por su naturaleza virtual, de hacer emerger de sí mismo, y también de descubrir fuera de él o ella, esto que tanto pide a gritos nuestra sociedad: valores. Y es algo que no depende sólo de las materias de formación humana, de ética o valores, sino de cualquiera que se lleve al salón de clase, aunque definitivamente que son la formación humana y la ética, quienes han de darle contenido y orientación a la parte humana de la misión y visión de una institución educativa, es decir, a la parte principal de ella.
De los niveles a donde van docentes formalmente profesores, como es la primaria y secundaria, también es importante que veamos cuánta orientación filosófica hace falta para actualizar el ejercicio humano de su desarrollo como orientadores y formadores.
Es absurdo cerrar los oídos a las ofertas de la psicopedagogía actual para aprender a ser unos docentes que le hagan al alumno significativa una materia, pero los recursos en tiempo, dinero y sobre todo talento, es preciso que vayan más allá de saber preparar una clase, un examen, y un programa de curso, y todas aquellas cosas que simple y sencillamente hay que hacer antes de entrar al aula; es necesario que los recursos busquen el cultivo humano, i. e., que el docente sea culto: un investigador y de carácter intelectual, donde su nivel de lectura vaya más allá de la literatura comercial: Carlos Cuauhtémoc Sánchez, Ética para Amador, etc…; orientador entre lo teórico y lo práctico, pues siempre interviene en las inquietudes existenciales de sus alumnos, más que en las estrictamente académicas; y un filósofo[2]: verdadero amante del saber, celoso del saber y libre de ideologías y convencionalismos, más allá de que si se es de derecha o de izquierda.


[1] HERRERA A. Jesús M., Persona, Educación y Valores. Crítica, principios y conceptos desde la hermenéutica analógica, -Prólogo de Mauricio Beuchot-, México, Ed., Torres Asociados: 2008.
[2] Ibid, capítulo 3.

3 comentarios:

anibal dijo...

Los educadores y educandos: buen punto para concentrar una rflexion. Pero que reflexion daria norte si primero no se presisa lo que es un aeducacion y ante todo el valor de educaar. Este ultimo punto no tiene nada que ver con un libro comercial... que por un lado u otro anda y es citado... lastima que es esporadico su contenido. Es desde este punto donde hay que citar el comentario desde la perspectiva del autor de: persona, educacion y valores. En la actualidad estamos plagados de teorias y multifacetizacion de libros que nos hablan de la educacion, todos desde la perspectiva de una psicologia educativa, que en si, no tiene nada de malo, sino que el problema es el hecho de que en ella se ha acentuado todo lo que se refiere en materia educativa y la forma de impartirla. Ciertamente es una herramienta que nos orienta en el como, o si se prefiere en el modo, pero precisando, se esta quedando en eso, y lo esencial que es el contenido ya no importa. Este aspecto lo han adoptado las instituciones educativas privadas(sobretodo), y esencialmente haciendo eslogan con una formacion en valores. El punto es si en verdad forman en valores que hagan del estudiante alguien (ser, hacer y hacer bien) competitivo, o si solo es competencia educativa con valor mercadologico. Es en esta perpectiva donde entra la filosofia, perolastima que no entra como aspecto integro a la educacion, sino como medio que publicite lo antes dicho del formando. El estudiante se ve como materia prima de consumo social, es decir, segun la demanda es lo que propongo como profesionistas y cierto es, mas no hay que perder de vista el sentido humano de una formacion que en la actualidad se ha quedado en lo tecnico, adoptando un pensamiento tecnocrata y degradando al ser humano en un sinple ser capaz de realizar funciones operativas segun la necesidad de algunos cuantos. La pregunta se centra en: que es el valor de educar? Y que es lo que se educa? No cabe duda que los sofistas perduran con su misma intencion, vender la sabiduria... sera esto el educador de hoy, que mas que vender sabiduria vende su tiempo frente a un grupo, y las instituciones venden los espacios para esto; otorgando constancias certificadas... La educacion es un valor no agregado, sino un valor integro al hombre, al ser humano y este se forja a lo largo de su vida. Este es otro punto que nos arroja al ambito de los valores por exelncia, que son los valores sino aqueyo que matiza al hombre, por el cual desarrolla sus actos y funciones como humano, segun el valor estimado es a donde dirijo mi vida. El hecho es que los valores se han trasmitido de forma polarizada como dice nuestro autor, que hacer y como educar estos valores... que mas que comolo dice un principio de etica profesional: el maestro de etica es el que forma en valores, no por la construccion de conceptos, sino por que los muestra. En pocas palabras el maestro ha de mostrar el verdadero valor de lo que trata la educacion , mas que en formas de tener entretenido a los grupos, hay que ser concientes a su vez de dar contenido, no hay que producir educadores como manufactureras ni estudiantes como simple materia prima en el area educativa, sino como seres humanos y la implicacion de la exigencia que esto conlleva. Se es persona antes que nada con una dimencion singular que ha de matizarce por los valores y el sincero estudio. no se tiene que entretener, se tiene que formar... el termino educare implica esto: formar, acompanar, guiar... ahora, que es lo que es verdadreamente significativo? Sino el sentido de ofreser contenido o el simple hecho del como? Tanto una cosa va apegada a la otra. Hay que recordar que es lo que da sentido a la educacion...Por aqui mis comentarios al respecto, recordando esto una vez mas (el sentido lo tiene el valor, y el valor tiene el sentido).

Martín Mata dijo...

Hey Maestro!!! que bueno que se haya decidido a presentar su libro en un Blog. Es de vital importancia la educación en valores, pero una educación en toda la extensión del término no solo mostrar el concepto del valor: formar en ése valor!!! Pues el sistema educativo mexicano eso es lo que hace, pone en la curricula de los profesores esta asignatura y marca una pauta "inquebrantable" para ellos, los cuales terminan diciéndoles: "esto es Ética, esto es Moral" pero nunca les dicen con que se comen!!!

Martín Mata dijo...

lo invito a reisar mi blog con intentos de filosofía http://thefilos.blogspot.com/ Haber que puede comentar... gracias!!!